La comunicación digital y los diferentes aparatos como las computadoras, los celulares y las tablets se fueron instalando en ámbitos cada vez más diversificados que conforman nuestra experiencia cotidiana: el trabajo, las formas de investigar, las modalidades de comprar y vender, los diferentes trámites que realizamos, el aprendizaje, las tareas del hogar, etcétera. No sólo se modifica el uso de estos artefactos sino que cambian nuestras relaciones, se transforman los procesos culturales, los hábitos y los modos de comunicarnos. Y cambia, esencialmente, nuestra manera de ver el mundo.

En esta nota para el Diario El Ciudadano Silvana Comba y Edgardo Toledo nos cuentan como “Hoy la diversión y el trabajo están en las nuevas pantallas”. Seguir leyendo ->

Comentarios